Mitos y realidades

Mito

Realidad

Ver más

La adopción es un derecho de las personas adultas, y por lo tanto con el referendo se están violando los derechos de los ciudadanos LGBTI

Falso. Ser titular de un derecho significa que se puede exigir algo del Estado o de un particular. Ningún adulto puede exigir que el Estado le otorgue un niño, niña o adolescente en adopción. La adopción no es un derecho de los adultos, con independencia de su género, raza u orientación sexual. La adopción es un mecanismo de protección a favor de los niños, niñas y adolescentes. Así se reconoce en la ley colombiana, en la jurisprudencia de la Corte Constitucional y en los instrumentos internacionales de protección de derechos humanos.

ICBF ante la Corte Constitucional expediente D-10371
Reitera la intervención en la sentencia C-710-2012, según la cual:

No existe un derecho a adoptar sino el derecho de los niños, niñas y adolescentes a tener una familia, razón por la cual la adopción es considerada una medida de protección a favor de estos últimos que debe guiarse por el principio de interés superior del niño. En este orden, el ICBF asevera que requisitos para la adopción como la idoneidad moral del adoptante “(…) son lineamientos encaminados a garantizar su interés superior como sujetos de especial protección constitucional” y que se justifican en tanto la adopción es irreversible.”

El referendo es discriminatorio en contra de las parejas del mismo sexo, atentando contra el derecho a la igualdad.

Falso. La igualdad se predica respecto del ejercicio de un derecho. Como adoptar no es un derecho, no se puede decir se que viola la igualdad cuando se establecen requisitos para los adoptantes. Caso diferente sería si se establecieran requisitos para el ejercicio de derechos y deberes como la salud o la educación.

Por el contrario, se discrimina a alguien cuando no lo dejan ejercer un derecho en igualdad de condiciones frente a los demás. No se puede discriminar cuando no se trata de ejercer un derecho, como es el caso de la adopción.

Corte Constitucional afirma en la Sentencia C-577-11

«Con base en el marco constitucional vigente, la Corte ha señalado que existen elementos presentes en las uniones maritales heterosexuales y que no lo están en las homosexuales los cuales son suficientes para tenerlas como supuestos distintos, además de la obvia diferencia de su composición»

El referendo atenta contra las minorías, al someter sus derechos a la voluntad de las mayorías.

Falso. Como la adopción no es un derecho, sino un mecanismo de protección de los niños, niñas y adolescentes, el referendo no está desconociendo ningún derecho de las minorías por la voluntad de las mayorías. Los niños que no tienen familia en cambio, son la minoría más vulnerable. Es una minoría que ni siquiera puede alzar su voz en el debate.

Hay más niños, niñas y adolescentes en situación de adoptabilidad que solicitudes de adopción por parte de parejas heterosexuales. Los promotores del referendo prefieren que los menores se queden en el ICBF a que sean adoptados por parejas del mismo sexo

Falso. Las solicitudes de adopción actuales superan el número de niños en condición de adoptabilidad.

Según cifras del ICBF, de las 2.877 solicitudes de adopción que se han hecho por los cónyuges o compañeros permanentes residentes en Colombia conjuntamente de 2005 a 2015, sólo se han entregado en adopción 1.832. Igualmente, de las 13.598 solicitudes hechas por cónyuges o compañeros permanentes en el exterior sólo se han entregado en adopción 5.547 menores.

Las dificultades para adoptar radican en la ineficiencia del ICBF al dar trámite a las solicitudes de adopción, que llevan a que los tiempos promedio desde la radicación, aprobación y adopción definitiva para familias residentes en el exterior estén entre cinco y siete años y para las familias residentes en Colombia en tres años.

Por ello los niños, niñas y adolescentes llegan tristemente a la edad de 7 años sin ser adoptados, lo que dificulta seriamente que puedan concluir con el proceso.

Es importante aclarar que el universo de niños y niñas en situación de adoptabilidad que tiene el ICBF se divide en dos:

  • Aquellos niños y niñas SIN características y necesidades especiales. Por sus condiciones, ellos son presentados a los Comités de Adopciones de las regionales y se les asigna familia adoptiva de manera inmediata, porque el número de solicitudes supera los niños en condición de adoptabilidad. No existen cifras de este grupo porque son entregados en adopción inmediatamente.
  • Aquellos niños CON características y necesidades especiales. En este grupo se cuentan 5.082 niños, niñas y adolescentes, como los siguientes:
    • Niños, niñas y adolescentes con discapacidad física o mental de cualquier edad o con enfermedad permanente.
    • Niños, niñas y adolescentes mayores de 8 años.
    • Niños que pertenecen a un grupo numeroso de hermanos (3 o más) o pertenecen a un grupo de hermanos y uno de ellos tiene más de 8 años.

Esto en razón de que el proceso de adopción en Colombia enfrenta las siguientes dificultades:

  • La Sentencia T-844-11, de acuerdo a lo dispuesto en el Código de Infancia (Art. 56) en concordancia con el Código Civil (Art. 61) ordenan realizar la búsqueda de la familia extensa de los Niños, niñas y Adolescentes hasta el sexto grado, lo cual implica una carga excesiva para el ICBF en la búsqueda de la familia de los menores.
  • Los padres o cuidadores pueden demostrar que superaron los motivos que ocasionaron la vulneración de los derechos y no existe riesgo para la integridad y pueden interponer en contra de la decisión de la autoridad administrativa recurso de reposición y la homologación para que el juez de familia competente falle sobre lo resuelto por la autoridad administrativa.
  • En agosto de 2015 el ICBF informó que tiene a su cargo 5.087 niños, niñas y adolescentes considerados en condiciones especiales que dificultan su adopción: 1.858 por condiciones de salud que incluyen discapacidades físicas o cognitivas; 2.177 están entre los 13 y los 18 años y 1.052 son grupos de hermanos. Pese a que durante años se han realizado esfuerzos para buscar una familia para estos niños, la mayoría de los potenciales adoptantes, tanto en Colombia como a nivel internacional, es reacia a esta opción.

Las parejas homosexuales podrían adoptar a todos los niños y niñas en condición de adoptabilidad que las parejas heterosexuales no han adoptado.

Falso. De acuerdo con las estadísticas las parejas del mismo sexo no superan del 1% al 2% de la población, por lo que si tuviesen la intención de adoptar tendrían una escasa incidencia frente a la cantidad de menores por adoptar.

Los promotores del referendo prefieren que los menores se queden en el ICBF a que sean adoptados por solteros.

Las solicitudes realizadas por solteros resultan ser marginales frente al total de solicitudes presentadas, ascendiendo en el período 2005-2015 solamente a 589 solicitudes. En el 2014 solo hubo 17 solicitudes y 17 menores entregados en adopción.